Ocho Papas indeseables

Benedicto XVI vuelve a ser Joseph Aloisius Ratzinger, en una decisión histórica, inesperada y que debería servir de ejemplo para muchos otros. A lo largo de los siglos, han existido multitud de pontífices que no eran, precisamente, los hombres más virtuosos del mundo. Más bien al contrario: eran auténticos degenerados hambrientos de poder.

¿Hay discurso anticlerical?

Un discurso anticlerical ha imperado en el ambiente a lo largo de estos últimos años. Luchar en contra de él no es una tarea fácil y Benedicto XVI lo sabe: “Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras”. Este será uno de los retos del próximo Papa.