Publicidad parlamentaria

La publicidad es consustancial al hecho parlamentario. Desde las primeras Cortes existió la necesidad de contar con un medio de comunicación para dar a conocer a la ciudadanía lo debatido por los parlamentarios. De las primeras ediciones en papel en el siglo XIX se evoluciona hasta la actual edición digital con plena validez jurídica.