El negocio de privatizar

Algunos políticos que negociaron privatizaciones se benefician con el tiempo de la empresa resultante. El resultado es que la ciudadanía confía cada vez menos en sus representantes políticos: nueve de cada diez españoles cree que los partidos protegen bajo sus alas a los políticos acusados de corrupción.