Vieja escuela, nueva política

El control de la información fue un pilar básico en la manera de hacer política. Hoy no es posible callar a la ciudadanía si ésta quiere protestar. Y el cierre de herramientas como Twitter no evita las protestas. Todo esto ocurre porque la vieja escuela no se adapta a una nueva manera de hacer política.

Hologramas, ¿el siguiente paso?

en ocasiones, parece que la tecnología juega en contra de los intereses democráticos, en lugar de proporcionar vías de acercamiento entre la política y la ciudadanía, fortalece las barreras ya existentes. Pero no es la tecnología la culpable, sino quienes hacen su uso.

Turquía, Europa y la derecha religiosa

La situación en Turquía revela los dejes del nacionalismo islamista que, como la derecha europea, hace política con la religión y rompe la esencia de lo que debería ser Europa.