El poder mató las autonómicas

¿Privatizar? ¿Cerrar? ¿Cuál es la solución al caos de las televisiones autonómicas? Los trabajadores de los entes públicos regionales pagan ahora los platos rotos de aquellos gestores políticos que olvidaron el sentido real de las cadenas de proximidad.